Cómo instalar un aire acondicionado en tu hogar

Hay varios tipos de sistemas de climatización para el hogar, tanto de frío como de calor. En caset, por conductos, reversible, multisplit o split sencillo. Estos últimos suponen más del setenta por ciento de los instalados en Europa, por eso hoy veremos cómo instalar un aire acondicionado de la mejor y sencilla manera. Expondremos de forma ordenada y precisa, cada uno de los pasos que se deberán seguir a la hora de instalar un aparato de aire acondicionado en split.

Pero antes de empezar, aclararemos algunas posibles dudas, por ejemplo: ¿De qué potencia necesitamos el aire acondicionado? ¿de cuantas frigorías? La frigoría es una unidad de energía informal que mide la absorción de energía térmica. Se utilizan como base del cálculo unas cien frigorías por metro cuadrado. Por tanto, resulta fácil de calcular. En una habitación de cuarenta metros cuadrados, se necesita un aparato de cuatro mil frigorías para cubrir las necesidades. Una de sesenta metros cuadrados necesita seis mil frigorías y una de ochenta, ocho mil frigorías. Además otra recomendación importante, los aparatos que empleen refrigerantes o gases fluorados como es el caso de los aires acondicionados, deben ser instalados por empresas o profesionales que dispongan de la habilitación, autorización o certificación administrativa pertinente.

Los pasos para instalar un aire acondicionado son los siguientes:

Primero se montara el split, que es el aparato que va en el interior de casa. Después se hará la instalación del desagüe y de la línea frigorífica, que es por donde van el líquido y el gas. En tercer lugar, hay que montar la condensadora -que es el aparato que va fuera- con su soporte exterior y todo lo necesario para que sea seguro. Después, se conecta manguera eléctrica, desagüe entre split y condensadora y se hace el vaciado y quinto se conecta a la línea eléctrica.

Bueno vamos a ellos! Una vez elegida la ubicación, se empieza por montar el split, que es el aparato que tiene el evaporador, el ventilador, el filtro de aire y el sistema de control… y que va en el interior en la habitación. Hay que colocarlo, como mínimo, a quince centímetros del techo.

Luego se instala el desagüe y la línea frigorífica, que es la tubería flexible de cobre sin soldadura (que está formada por dos tubos aislantes, uno para líquido y uno para gas) y que irá desde el interior de la casa, donde está el split, hasta la condensadora.

Una vez instalado el split en el interior se procede a montar la unidad exterior -la condensadora- ¿Y Cómo funciona? Bueno, se trata de un circuito de ida y vuelta. El refrigerante va desde el aparato exterior hasta el interior, absorbe el calor de la estancia y se evapora. Después de recorrer el circuito de refrigeración hasta la unidad exterior, se transforma de nuevo en líquido y despide el aire caliente, y si es un modelo que cuenta con una bomba de calor, además de producir frío, también puede dar calor a una habitación, expulsando el aire frío al exterior.

Una vez montados los aparatos en el interior y en el exterior, se procede a conectar las dos unidades: la parte eléctrica y la de desagüe -y sobretodo- se hace el vaciado o purga de los tubos, es decir, se vacían de aire para que el líquido refrigerante pueda circular sin ningún problema. Al final se sella el tubo de plástico para que no haya filtraciones.

Por último comprobamos que no hay fugas y que funciona correctamente, para que podamos disfrutar de una temperatura agradable durante todo el año. Esperamos que esta guía haya resultado de ayuda para entender mejor el proceso que se debe llevar a cabo para instalar un de aire acondicionado.

Pasos para instalar un aire acondicionado

Déjanos un comentario