Como azulejar la cocina de tu casa

Vamos a ver paso a paso y con algunos ejemplos reales, como azulejar la cocina tanto en el frente y el resto de paredes utilizando azulejo cerámico. Pero antes de empezar, demos respuesta a las dudas más comunes: Antes de alicatar o colocar baldosas en la pared hay que comprobar que la superficie que se va a revestir está en perfectas condiciones. Debe estar limpia y plana. Si no fuera así, se debe corregir previamente. Se puede jugar con los efectos visuales: si se colocan las piezas en horizontal, la estancia parecerá más grande; si se colocan en vertical, parecerá que tiene los techos más altos. Es importante comprar las baldosas con el mismo código de tono y de calibre para que no haya diferencia entre las piezas. En sus cajas figuran los datos. También es bueno quedarse con algunas piezas sobrantes para solucionar posibles roturas. GUÍA PASO A PASO Una vez tenemos la pared limpia y plana, el primer paso es aplicar la pasta adhesiva sobre la superfície. En segundo lugar se aplica el cemento cola en el azulejo Después se colocan y ajustan las piezas una al lado de la otra En cuarto lugar se rellenan las juntas con movimientos horizontales y verticales Y para finalizar, se limpia lo sobrante y se equilibran las baldosas.

Como azulejar la cocina de manera sencilla con estos pasos:

¡Manos a la obra! Se empieza a ras de suelo la primera hilada. Se aplica pasta adhesiva con una espátula sobre la llana dentada. El tamaño del diente de la llana va en función del tamaño de la pieza. La pasta se aplica de abajo hacia arriba. Colocada la pasta, se aplica un poco de cemento cola bien extendido en el azulejo. Al poner la baldosa en la pared, se presiona y golpea ligeramente con la maza de goma para que asiente sobre la pasta. Hay que comprobar con el nivel de burbuja que la baldosa está nivelada. Se rectifica golpeando con la maza de goma. Se continua el mismo proceso hasta llegar a la otra pared. Puede que se tengan que cortar piezas para cubrir el hueco que queda. Lo más habitual es marcar con un lápiz la medida de corte en la parte trasera del azulejo para cortar con precisión. Una vez colocados todos los azulejos, y esperado el tiempo de secado, es el momento de rellenar las juntas. Se prepara la lechada o pasta de rejuntado y se aplica con una llana de goma sobre las paredes. Se presiona bien y con movimientos de abanico, se hacen pasadas horizontales y verticales. Una vez aplicada la pasta de rejuntado, se elimina el sobrante. Después se limpia la superficie con una esponja ligeramente humedecida y se equilibran todas las baldosas haciendo presión sobre ellas, pero nunca sobre las juntas. Y a presumir de cocina nueva! Esperamos que esta guía haya sido útil para conocer el proceso de trabajo a la hora de aprender como azulejar la cocina de casa.

como azulejar la cocina en tu hogar

Déjanos un comentario